¿Cómo ahorrar después de las vacaciones?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Es cierto que este verano hemos viajado menos debido a la crisis del Covid-19. Ahora bien, gastos extra seguramente que hemos tenido y muchos: desde escapadas dentro del país, comidas, cenas, visitas culturales… Pero, ahora en septiembre llega el momento de ahorrar para poder hacer frente a otros desembolsos familiares. Como por ejemplo: la compra de ropa y material escolar con el regreso de los pequeños a la escuela, los gastos asociados a la reincorporación al trabajo, recibos domésticos, etc.

Ahora bien, conseguirlo es más sencillo de lo que de entrada te puedes imaginar. A grandes rasgos, aplicar el sentido común suele ayudar. Pero además, también os facilitamos algunos consejos cotidianos que os ayudarán a reducir vuestras facturas para poder tener algunos ahorros por si surge algún imprevisto o bien, por si queréis hacer alguna escapada, aprovechando algún puente.


Pequeños consejos para superar la cuesta de septiembre

● Elegir el medio de transporte más económico. Sin duda, desplazarse en transporte público: metro, tren o autobús es la fórmula más económica. Ahora bien si para minimizar el riesgo de contagio de Covid-19, habéis decidido ir a trabajar en coche; un consejo de cara al ahorro es que siempre que sea posible, compartáis vehículo con miembros de vuestra unidad familiar. De este modo, reduciréis gastos y emisiones de CO₂.

● Comprar en el supermercado, pensando en el ahorro. En primer lugar es básico hacer una lista de la compra con lo que realmente necesitáis. Una vez en el super, debemos intentar prescindir de los productos de primeras marcas y optar por las llamadas ‘marcas blancas’, de menor precio pero de calidad bastante similar. Según varios estudios, puede reducir el presupuesto destinado a la compra hasta un 40%.

● Volver a comer de túper. Si durante la jornada laboral, no tenéis tiempo de volver a casa a la hora de la comida; una alternativa económica es llevaros vuestra propia comida. Además de ser más equilibrado y saludable, os ahorraréis el precio de los menús diarios.

● Consumo responsable de las luces. Es un clásico, pero teniendo en cuenta que la factura de la luz es una de las más importantes de los hogares y las constantes subidas de precios, hay que tenerlo presente y controlar este gasto. Una alternativa perfecta y que os ayudará a ser, además, mucho más ecológicos es la sustitución de las bombillas tradicionales por lámparas LED. Estas son mucho más longevas y consumen mucha menos energía.

Hacer un uso responsable de la electricidad


Lógicamente, no hay que olvidar hacer siempre un uso responsable de la electricidad, apagando todas aquellas luces que no utilicéis; así como los dispositivos electrónicos cuando vayáis a dormir. Pero no todo es cuestión de bombillas, ¿Sabíais que si pintáis las paredes y los techos de un color más claro se gana en luminosidad? Y también, si abrís más a menudo las cortinas y las persianas?

● Regular el uso del aire acondicionado y la calefacción. No es únicamente por una cuestión de ahorro, que es mucho al final del año, sino también por ser cuidadosos con el medio ambiente. Un consumo responsable del aire acondicionado y la calefacción es muy necesario y os ayudará a reducir la factura.

● Estar al día de los descuentos en Internet. Páginas webs o portales como los outlets online, las tiendas virtuales… Son herramientas fundamentales para ahorrar. Por este motivo, las webs de descuentos o de ofertas de última hora han ganado más protagonismo desde el confinamiento.

Aparte de estos consejos útiles para reducir gastos en vuestro día a día, contar con un plan de ahorro o un seguro de vida-ahorro os ayudará a economizar, prácticamente sin daros cuenta. En caso de dudas, os recomendamos que os pongáis en contacto con los corredores de Bordes&Isern y así conseguiréis hacer crecer vuestros ahorros. Nuestros profesionales os informarán sin ningún compromiso, para que elijáis las opciones que más os convienen. ¡No dudéis en llamarnos o pedir cita online!